CHINCHÓN

Acrílico sobre lienzo 80×64

artepanizo,isabelpanizo,chinchón,madridnuestro,oficiosperdidos
Chinchón
 
                                                        
 ...Y el diablillo de la botella anisada , con su magnetismo y picaresca le concede tres deseos a la Condesa:
  
 -Quiero una villa con una Plaza y balconadas pintorescas para poder comer como una reina mientras veo las fiestas, las corridas de toros, corral de comedias, platós de rodajes...una alegre vida local!

 -Monumentos emblemáticos: Iglesias, Torre, Castillo Monasterio, Conventos para pasearme entre la gente y atraer turismo.

 -Tierras fértiles y ríos para nuestra gran vitalidad.
  
 La fascinante Ruta de las Vegas. Ven a jugar con tus demonios.
 Chinchón, Conjunto Históríco artístico de la Comunidad de Madrid. 
 Panizo

y quién no ha disfrutado alguna vez de una excursión de esta zona de la Vega del río Tajuña, con sabor? Chinchón, conjunto histórico artístico.

Basado en lo más emblemático de sus productos que definen a la Villa, se me ocurrió hacer un paralelismo con el famoso libro de Goethe del diablillo de la botella y con su licor anisado con denominación de origen, «el Chinchón» shorturl.at/kuX05

Vender el alma al diablo en contraposición por tener Amor, riqueza, pasiones, lujuria, salud…Una tentación y una suerte para Madrid verse materializada en este dulce almíbar de su Plaza, monumentos ,gastronomía y sus gentes. Sublime.

Balconada de Chinchón

La esmeralda Balconada se destila con el fervor del licor. Los momentos bonitos quedan en los pliegues del alma, se sueña su presencia…

La Condesa de Chinchón

Y como no podía ser menos, Chinchón también tiene su leyenda. El origen se remonta al 1.629, Doña Francisca Enríquez de Rivera, segunda mujer del cuarto conde de Chinchón, don Luis Jerónimo Fernández de Cabrera y Bobadilla, consejero de Felipe IV y virrey de Perú.

Parece ser que la condesa enfermó con calenturas muy altas durante su estancia en tierras americanas y fue tratada con unos polvos que curaban del paludismo y la fiebre. Tan eficaces fueron que Doña Francisca se trajo a España aquellos polvos extraídos de la corteza del quino. Un siglo después, el gran naturalista y médico sueco, Carlos Linneo, bautizó a aquel género del árbol como “cinchona”, en recuerdo del título de la condesa, cuyo busto de bronce se puede ver en la plaza del Palacio.

Pinto a la Condesa con una falda de ajos, tan característicos de la Villa que fueron plantaciones agrícolas del entorno, junto con los olivares y las esparragueras. Toda una estepa fértil. Tradición que continúa en la actualidad.

Los primeros vestigios prehistóricos de Chinchón se remontan al neolítico.

En la dominación romana, Chinchón se convirtió en un pueblo agrícola, aceptando su civilización, leyes y costumbre.

Posteriormente llegó la dominación árabe, a la cual estuvo sujeto durante tres siglos y medio, Chinchón perteneció al reino de Toledo.

A partir del siglo XV, bajo el reinado de Juan II,  fue elevada a la categoría de Villa por su sucesor, Enrique IV,A principios del siglo XVIII, Chinchón se convierte en uno de los escenarios más importantes del momento. Durante la Guerra de Sucesión, el pueblo fue fiel a Felipe V, que nunca lo olvidaría y otorgó el título en 1739 de «LA MUY NOBLE Y MUY LEAL»

Chinchón queda definitivamente enclavado en la provincia de Madrid en 1833 y el pueblo es nombrado Sede del Partido Judicial de la zona sur de Madrid. En 1845 se funda en la Villa la denominada «Sociedad de Cosecheros». A ella pertenecían todos los vecinos que cosechaban vino, vinagre y aguardiente. La calidad de sus productos le valdría premios y distinciones, como un Único Gran Diploma de Honor, y Medalla de oro, en la Exposición Universal de París en 1889 y en 1900 respectivamente, gracias a su aguardiente de vino.

Durante La Guerra Civil, Chinchón, al igual que toda la zona sur de Madrid, queda enclavado en el bando republicano. Muy cerca, en el río Jarama se libró una de las batallas más importantes de este conflicto. Este desafortunado episodio de nuestro país, también afectó a la población de Chinchón.

El casco urbano de Chinchón fue declarado, en 1974, Conjunto Histórico Artístico por el Consejo de Ministros. Gracias a este hecho se inicia el apogeo del sector hostelero y turístico, que hace de Chinchón uno de los destinos más conocidos, tanto a nivel nacional como internacional.

Actualmente existe una Ruta muy recomendable para hacer a pie o en coche denominada La ruta de las vegas: Las principales localidades de interés que se visitan son, por orden, Nuevo Baztán, Chinchón, Titulcia y Aranjuez, un bonito recorrido de caminos y pistas anchas y bien acondicionadas , cruzado viñedos y olivares, cultivos típicos de esta zona, gastronomía, monumentos, y la ribera del río Tajuña , Tajo y Jarama. No te la pierdas: shorturl.at/xDFRX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.