OFICIOS PERDIDOS-BARQUILLERO

Acrílico, pan de oro y madera  sobre lienzo 81x67cm

artepanizo,isabelpanizo,barquillero,barquilleros,madridnuestro,oficiosperdidos
Barquillero
Los claveles ya están prendidos, los pañuelos atados , 
verbena de la Paloma, suena el organillo, 
la famosa Zarzuela de Tomás Bretón… ¿Dónde vas con Mantón de Manila?
14 de agosto de 1894 en Madrid, dulce Limonada,
un chulapo y una chulapa se miran fijamente, bailan el chotis,
se trenzan la industrialización, con revueltas de clases y libertad del individuo ante la ley. 
los Barquilleros recorren las calles con su ruleta y su rico cilindro de pan de Ángel,
pero si sale clavo, pierdes todo lo ganado. 
¿Te atreves a probar suerte? O prefieres no correr riesgos?
Panizo

Los Barquilleros fueron unos personajes muy populares de la tradición madrileña, especialmente durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Eran vendedores ambulantes que vendían barquillos :son unos dulces de masa de trigo horneados sin y endulzados con azúcar y miel. Su forma es plana y fina y por la forma del molde adquirían un perfil acanalado similar a un barco, de donde viene su nombre, se presentan en forma de canuto y con sus famosas frases de reclamo: “¡Al rico barquillo de canela para el nene y la nena!” o “¡Barquillos de canela y miel, que son ricos para la piel!”.

La época del año que más vendían es en la Verbena de la Paloma: shorturl.at/itJX9

Mi cuadro, ambientado en esta alegre Fiesta y Zarzuela de Tomás Bretón de 1894, del 15 de agosto ,tantas veces representada y popular entre los madrileños que siguen viviendo esta fiesta ,con vertiente religiosa conmemorando San Cayetano y San Lorenzo, se visten los balcones con bonitos mantones de manila, el cuerpo de bomberos baja el retablo de la virgen de la Iglesia de la Paloma y la pasean en procesión, concretamente en el barrio de la Latina, distrito centro de Madrid.

La ruleta de la suerte

He querido caracterizarlo como el Joker como una divertida paradoja de picaresca de juegos de azar y fortuna. La ruleta es un montaje de 2 discos de madera que llevan un rodamiento que los une para girar .A mi, personalmente, siempre me salía el número 1 en la ruleta, ¿Qué raro no? jiji

-Dulce e inocente infancia

Aprovechando este momento de nostalgia, he querido hacer memoria de la forma de divertirnos y disfrutar de la infancia de antes, horas estupendas de juegos imaginarios creando formas para divertirse y moverse sin necesidad de ser algo material y costoso y sobre todo, sin la supervisión de los padres

Sin embargo, en el s.XXI, se ha llegado a la conclusión que el uso masivo de la tecnología, como recurso a la mayor parte de los juegos de un niño termina reduciendo los retos para su creatividad y su propia imaginación, sus rápidos avances influyen en un aumento de los trastornos físicos, por este motivo, los adultos debemos ser modelos a imitar en sus vidas,en ningún caso, que ésta ,sustituya la lectura de un libro o un cuento.

Me gusta mucho recordar y plasmar con mi interpretación esos oficios perdidos, tan entrañables que, aunque no los hemos vivido nos lo han contado nuestros padres y abuelos con nostalgia y apego a lo auténtico y natural.

Quiero homenajear con esta serie para mi exposición de Madrid Nuestro a estos grandes trovadores que, en su gran mayoría, no disponían ni siquiera de un local y comenzaban un periplo por Madrid, para continuar por las grandes ciudades ganándose la vida por las calles, con su particular desparpajo y sin perder la sonrisa, entrando incluso en las propias casas vendiendo su material que llevaban a cuestas.

En el s. XXI vivimos en la contradicción de quejarnos y no tener grandes motivos sin valorar las comodidades y confort del que gozamos evolutivamente. Me parece muy importante crear espacios donde encontrarnos y reconocernos no solo de ocio y cultura , sino del día a día que en las grandes urbes tanto se ha perdido, respetando la naturaleza y la materia prima y habitar y respirar instantes de oro, cotidianos, observar,conversar, leer, que todo nos aporte incluso en nuestras rutinas diarias y nos salve en nuestro viaje interior …y compartirlo. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.