No lloréis mariposas

No lloréis mariposas

 

No lloréis mariposas

El cuadro No lloréis mariposas es un Acrílico sobre lienzo 80×60

Basado en el poema Haiku de Basho, (Osaka28 de noviembre de 1694):

No llores insectos,

amantes,

estrellas también partirán

Este poema se refiere a la Fiesta que se celebra todos los años el  7 de julio se el tanabatahttps://japonismo.com/blog/julio-mes-del-tanabata ,una de las celebraciones más importantes y bonitas de Japón.

El poeta interpreta el llanto de los insectos (pinté mariposas), como un llanto de amor que sufren, insectos,humanos y estrellas por igual. La vida sigue, todo se puede superar.

La leyenda

Hace mucho tiempo vivió una hermosa joven llamada Orihime, hija del rey del Cielo, disfrutaba tejiendo vestidos para su padre y encontraba en esta actividad todo lo que podía desear para ser feliz.

Así pasaba plácidamente los días en la Llanura Alta del Cielo, absorbida en su trabajo.Pero una mañana, al dirigirse al telar, Orihime vio a un joven y apuesto pastor de bueyes llamado Hikoboshi y se enamoró perdidamente de él. Se casaron pero su apasionado amor hizo que descuidaran sus trabajos , el rey del cielo, enfadado, los separó para siempre poniendo el río del cielo de por medio,convirtiéndolos en estrellas.

Sin embargo,apiadado por los llantos de su hija, les concede la oportunidad de verse un solo día al año, el siete de julio ,con la ayuda de una bandada de pájaros que se depositaría sobre el río formando un puente donde se reencuentran una noche.

  • Sagi Musume - Teatro Kabuki
    No lloréis
  • Sagi Musume escena 2
  • Sagi Musume escena 3
    Escena Teatro Kabuki

Actualmente, para festejar la reunión de los amantes, se celebra el día de los enamorados.Consiste en atar tiras de papel de cinco colores (rojo, verde, amarillo, blanco y negro) que representan los cinco elementos (fuego, madera, tierra, metal y agua, respectivamente) con poemas de alabanza a los amantes con deseos para que se cumplan.

No lloréis mariposas

 

Reflexiones

Acrílico , pan de oro y plata sobre lienzo 43×60

Basado en el poema de Onitsura (1661-1738):

No puedo dormir…Incluso es desagradable

El canto de los chorlitos

Casi todos en algún momento de nuestra vida tenemos preocupaciones que nos hacen pensar y reflexionar e incluso a veces ,quitarnos el sueño.

Es inevitable vivir en la gran Urbe y no ir con prisas, estres, casi al límite si además se juntan obligaciones y cargas familiares,

Por suerte, siempre puede haber un plan alternativo para evadirse, desconectar y resetearse, es bueno encontrarlo, disfrutar de los amigos, leer un buen libro, deporte, todo lo que implique equilibrio MENTE-CUERPO-ESPÍRITU y nos haga disfrutar de lo bonita que es la vida y por supuesto los placeres sencillos, como escuchar el canto alegre de unos pájaros o simplemente contemplar la luna dandoun paseo tranquilamente.

No puede dormir, enciende las luces, insomnio
Los chorlitos cantan alegres
luna llena proyectándose en el agua, exhuberante

Acerca del poeta Ueshima Onitsura (1661-1738):

Aunque puede decirse que Basho es “el padre del Haiku” quizás esa propiedad le correspondería a Onitsura, éste comenzó a desvincularse del Haiku arcaico mucho antes que nadie, concretamente a los 7 años, se le reconoció como niño superdotado, hijo  Y, sin embargo, en relación a su importancia, Otnisura es, sin duda alguna , el gran desconocido y su injusticia más manifiesta. Excepto en japonés, no hay ninguna edición de su obra en otra lengua del mundo.Sus obras están llenas de ternura y humanismo.

Sn su teoría del Ideal del Haiku está su afirmación de la verdad. En todos sus escritos usa la palabra Makoto. Este término se usa de varias maneras y su significado no es fijo. Sin embargo, usa este término en el sentido de sinceridad. Al escribir un Soliloquio, dijo:

“Cuando uno compone un verso y presta atención solo a la retórica o la fraseología , la sinceridad disminuye”. “El hecho de que no haya ningún esfuerzo artístico en la forma o no expresión decorativa en el contexto (debería estar presente) es el ideal de Onitsura, que es el camino de la sinceridad.